Cómo enseñar a los niños a rezar el Shema por la noche

Una de las cosas más entrañables es el momento de rezar con los niños pequeños. Desde que aprenden a hablar, si van a celebraciones con nosotros, van a sentir curiosidad por las oraciones y por el sentido que tiene cada momento.

Y teniendo en cuenta que uno de los pilares más importantes en la vida de todo cristiano es la familia, va a ser fundamental que les enseñemos a orar en familia.

Rezar el Shema con los más pequeños, y otras oraciones

El Shemá es una oración bastante sencilla y corta, si bien cada familia y cada catequista tal vez tenga una costumbre. Igual que traducciones de la Biblia hay varias, pero todas con el mismo sentido y Espíritu.

Cómo enseñar a los niños a rezar el Shema por la noche

En mi caso, mis hijos lo rezan así: “Escucha Israel, el Señor es el único Dios. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y todas tus fuerzas. Y al prójimo como a ti mismo. Haz esto y tendrás la Vida eterna“.

¿Hay otra forma de rezarlo? Claro, sin duda habrá tal vez fórmulas más resumidas, o expresadas de otro modo. Tal vez alguien haga la oración más larga. Pero así es como lo hacemos en casa, y aquí queda compartido por si a alguien le ayuda.

El Shema, una oración entrañable para los niños. Pero no la única.

Por supuesto que el Shemá es una bonita oración para la familia. Su significado es muy profundo y ellos mismos preguntarán qué significa cada parte.

Es corta. Es simple y fácil de entender. Y lo que no entienden los niños lo preguntan. Ahí entra en juego la catequesis familiar. Tener paciencia para explicarles todo, es fundamental.

Sobre todo, que entiendan que “Israel” somos cada uno de nosotros. No es una oración impersonal, sino que Dios habla a cada niño, a cada adulto. Y le pide que escuche algo muy importante. Algo que conduce a la Vida eterna.

Pero no es la única oración que podemos rezar con ellos. El “Jesusito de mi vida“, el “Ángel de la guarda“. O incluso, de más mayores, el “Padrenuestro” o el “Ave María” son, entre otras, las más frecuentes oraciones en familia.

Todas ellas pueden acompañar al Shemá y sin duda serán recuerdos que los niños tendrán toda su vida: esos momentos en los que, con su padre o madre, rezaban antes de dormir cada noche.

Personalmente, a mis hijos les calma, les ayuda a ahuyentar sus miedos y eso siempre es bueno para dormir tranquilos. Y la paz que da la Oración la experimentan desde muy pequeños.

¿No es eso genial? Comparte en los comentarios tu experiencia en familia. No te lo guardes para ti: dí hechos concretos.

Resumiendo...
Fecha del post
Tema principal
Cómo enseñar a los niños a rezar el Shema por la noche
Calificación
51star1star1star1star1star

Comments

comments

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *