Funciones del responsable de la Comunidad.

¿Qué hace el responsable de la Comunidad? ¿cuáles son sus funciones?

Una de las bromas más habituales sobre el responsable de la Comunidad neocatecumenal es que, aparte de ser elegido siempre el más necio de los hermanos, es alguien que no hace absolutamente nada. Evidentemente esto no es así, pero como chascarrillo o comentario jocoso sin duda es bastante universal y en cualquier Parroquia podremos escucharla.

Incluso algún chiste hay sobre el Camino Neocatecumenal que ridiculiza, lógicamente usando el sentido del humor, al responsable. Pero de ello hablaremos al final, para comentar primero cuáles son aquellas funciones fundamentales del responsable.

La principal tarea que desempeñará el responsable es ser nexo entre los catequistas y la Comunidad. Una vez que empiezan a caminar sin la presencia de sus catequistas, el responsable se encargará de decir las necesidades que puedan tener (por ejemplo, poca o demasiada gente formando parte de la comunidad, etc).

También tendrá que organizar las preparaciones, sortear los grupos mensualmente, fijar la fecha de la convivencia y elegir el lugar donde vaya a desarrollarse, pasar la bolsa para pagar los gastos de la comunidad, moderar las discusiones en el momento de tratar los problemas que puedan haber surgido, y en definitiva todas las funciones que se refieran a la organización del grupo.

Y, como no podía ser de otro modo, para finalizar nos queda contar uno de los chistes del camino sobre responsables, al cual nos referíamos al principio de esta entrada.

Funciones del resposable del Camino neocatecumenal

Chiste del Camino Neocatecumenal sobre la figura del resposable.

Un hermano del Camino Neocatecumenal llega a una tienda de pájaros y decidido a comprar un loro. El vendedor le iba enseñando los ejemplares que podrían ayudar en su Comunidad por tener algún carisma:

– Este ejemplar es fantástico, es el salmista. Es capaz de cantar gran parte de los salmos, siempre tiene uno para cada ocasión. Cuesta 1.500 euros.

– Este otro ejemplar azul y verde es catequista. Está en la primera parte del Padrenuestro. Por las mañanas reza Laudes y en ocasiones incluso Vísperas. Cuesta 5.000 €.

Estos precios no entran en el presupuesto del comprador, y se acerca a un loro pequeño, casi desplumado, de aire cansado y algo tristón y piensa: “tal vez este sea más barato”. Así que, decidio, le pregunta al vendedor:

– ¿Y aquel bicho de allí de la esquina?

– ¡Ah! Ese vale 10.000 euros.

– ¡Diez mil! ¿Y puede saberse qué hace ese animal?

– ¡Nada!

– ¿Cómo que no hace nada? ¿Y por qué es tan caro?

– Muy sencillo. Porque es el responsable de la Primera Comunidad.

Comments

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *