214 visitas

VIUDAS

La viuda, solitaria (Bar 4,12-16), representa un caso típico de desgracia (Is 47,9). Su indumentaria (Gén 38,14; Jdt 10,3) manifiesta un doble luto: a menos que contraiga nuevo matrimonio, ha perdido la esperanza de la fecundidad; está además sin defensa.

1. La asistencia a las viudas.
La viuda, como el huérfano y el extranjero, es objeto de especial protección de la ley (Éx 22,20-23; Dt 14,28-29; 24,17-22) y de Dios (Dt 10,17s), que escucha su lamentación (Eclo 35,14s), se constituye en su defensa y en su vengador (Sal 94,6-10). ¡Ay de los que abusen de su debilidad! (Is 10,2; Mc 12,40 p). Jesús, como Elías, devuelve a una viuda su hijo único (Lc 7,11-15; 1Re 17,17-24) y confía a María al discípulo amado (Jn 19,26s). En el servicio cotidano de la Iglesia primitiva se pone cuidado en atender a las necesidades de las viudas (Hech 6,1). Si no tienen ya parientes (1Tim 5,16; cf. Hech 9,36-39), la comunidad debe cuidar de ellas, como lo exige la verdadera piedad (Sant 1,27; cf. Dt 26,12s; Job 31,16).

Viudas. Leon Dufour, Camino Neocatecumenal

2. Valor reconocido a la viudez.
Ya hacia fines del AT se ve asomar una estima particular de la viudez definitiva de Judit (Jdt 8,4-8; 16,22) y de Ana la profetisa (Lc 2,36s). En Judit resalta el contraste entre la debilidad natural y la fuerza hallada en Dios.
Igualmente Pablo que, para evitar los peligros de inmoralidad, tolera las segundas nupcias (1Cor 7,9.39) y hasta las recomienda a las viudas jóvenes (1Tim 5,13-15), estima mejor la viudez (1Cor 7,8) y ve en ella una indicación providencial de que hay que renunciar al matrimonio (7,17. 24). En efecto, la viudez, al igual que la virginidad, es un ideal espiritual que dispone para la acción de Dios y hace libres para su servicio (7,34).

3. La institución de las viudas.
En la Iglesia todas las viudas deben ser irreprochables (1Tim 5,7.14). Algunas, verdaderamente solas, libres de toda obligación familiar y renunciando a toda disposición, se consagrarán a la oración (5,5s). Existe también un compromiso oficial de viudez permanente (5,12). En él se admiten viudas que sólo se han casado una vez y han llegado a los sesenta años (5, 9): es probable que ejercieran funciones de caridad, pues debían haber dado en el pasado garantías desinteresadas (5,10).
El ideal propuesto a las viudas en la última etapa de su vida se resume, pues, en la oración, la castidad y la caridad.

Resumiendo...
Fecha del post
Tema principal
Viudas
Calificación
51star1star1star1star1star