¿Qué es el Camino Neocatecumenal?

Actualizado el 15 agosto - 2020, a las 10:21

Una de las primeras preguntas es, ¿qué es el Camino Neocatecumenal?.

Es muy habitual, esta y otras dudas surgen al hablar del Camino.

Que es el Camino Neocatecumenal

Y, ¿en qué consiste el Camino? ¿cuáles son sus principales características? Muchos miembros del Camino se encuentran esta pregunta en comidas familiares, reuniones de amigos o hablando con alguien de confianza.

La gente espera respuestas y, en ocasiones, no resulta fácil definir en pocas palabras los carismas y la finalidad de este itinerario.

Que es el Camino Neocatecumenal, imagen del icono de la Virgen

El Camino como itinerario de formación católica post bautismal.

Aunque pueda parecer redundante, el Camino es un itinerario. Sí, aunque el nombre no debería ir en su definición, precisamente es con este sinónimo como mejor se entiende.

El Bautismo, en tiempos de los primeros cristianos, se recibía después de una larga formación. No era sino cuando el individuo se había convertido realmente cuando se le bautizaba.

Ese largo período de formación se conocía como catecumenado. Y precisamente cuando se finalizaba y la comunidad cristiana así lo entendía, el catecúmeno era bautizado.

De ahí llegan los términos neocatecumenado, neocatecúmenos, o neocatecumenal. Una nueva visión del catecumenado de la iglesia antigua.

No se puede explicar lo que es el Camino Neocatecumenal hoy en día, ni las comunidades, sin hablar de las catequesis, el catecumenado y las celebraciones y sus cantos.

Catequesis para adultos, la herramienta inicial en las parroquias.

En este sentido, este nuevo catecumenado se presenta como un instrumento más. Se pone al servicio de los obispos en las parroquias.

Más:  Famosos en el Camino Neocatecumenal

Así, cuando los párrocos lo desean, se comienza con la formación a través de catequesis para adultos, fundamentadas en el Catecismo de la Iglesia católica.

La finalidad de dichas catequesis es reconducir a la fe a quienes, por cualquier motivo, la ha abandonado, o nunca la ha tenido.

Con las catequesis, en celebraciones adornadas con cantos, se comienza a «caminar» en la comunidad.

Como sabemos, en la actualidad por motivos históricos con frecuencia se bautiza a los bebés de corta edad. No han tenido formación, y son sus padres y padrinos quienes se comprometen a encargarse de esa formación. Una fórmula muy útil teniendo en cuenta que históricamente la mortalidad infantil ha sido muy alta.

En ese sentido el Camino no pretende ser un movimiento aparte de la Iglesia católica, y un error frecuente cuando alguien pregunta lo que es el Camino Neocatecumenal, es contestar destacando aspectos como que se trata de un movimiento independiente o un grupo de «gente aparte«.

Rotundamente falso, el Camino como itinerario de formación católica post bautismal no ha estado nunca, ni lo estará, separado de la Iglesia católica.

Y como tal, ha estado y estará siempre sometido a la jerarquía de la Iglesia, empezando como no podía ser de otra forma con obediencia total y absoluta al Papa.

Hay muchos detractores debido a su expansión por todo el mundo, ya que ha llegado a desarrollarse incluso en países que carecen de tradición cristiana. Ha llegado a más de 135 países, hay más de 300.000 comunidades repartidas por todo el mundo.

Unas cifras así, como es lógico, no deja a nadie indiferente. Si hace 30 años poca gente sabía lo que es el Camino Neocatecumenal, hoy en día la mayoría ha tenido trato con alguno de sus más de millón y medio de miembros de las comunidades.

Jesucristo se ha valido de este itinerario para llegar a tantos y tantos países en la que, antes, era muy difícil evangelizar.

Más:  Un grupo pro-vida, expulsado de una feria de forma injustificada

Detractores y oposición al Camino

San Juan Pablo II fue siempre de los mayores defensores del Camino. No sólo apoyaba a sus iniciadores, sino que siempre les animó a seguir adelante.

Por esta razón durante todo su pontificado, desde su nombramiento en 1993, fue Kiko consultor del Pontificio Consejo para los Laicos. Lo mismo hicieron los Papas Benedicto XVI y Francisco.

Aún así y como es habitual, no solo en la Iglesia Católica sino en cualquier otra esfera de la vida humana, todas las novedades o los pequeños cambios encuentran oposición. Y todavía más las que tienen éxito con rapidez.

Por eso mismo, no es de extrañar que haya tantos detractores al Camino. Los ha habido dentro y fuera de la Iglesia, y probablemente los seguirá habiendo.

Pero esa oposición no hace sino confirmar que sus frutos tienen una relevancia tal que traen consigo de forma irremediable la persecución.

Para entender las persecuciones que ha tenido este itinerario de formación, nada mejor que empezar en sus orígenes. Sabiendo cómo comenzó todo, se entiende mejor lo que es el Camino Neocatecumenal.

Inicios del Camino Neocatecumenal.

El Camino Neocatecumenal, como itinerario de formación católica pensado para adultos, bautizados o no, surgió en Madrid entre la gente pobre de Palomeras Altas.

Su fundador es Francisco José Gómez de Argüello, popularmente conocido como Kiko Argüello.

Experiencia inicial de Kiko Argüello en Palomeras Altas

En su etapa universitaria, Kiko estudió en Madrid Bellas Artes, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Pronto destacaría y, en 1959, recibió el Premio Nacional Juvenil de Pintura.

De su etapa universitaria siempre recuerda que entró en una crisis existencial. Los ambientes ateos y marxistas no le ofrecían una solución a sus dudas sobre la vida del hombre.

Más:  El obispo de Salamanca denuncia que en algunas residencias de ancianos no dejan entrar a los sacerdotes

Siempre cuenta Kiko, al hablar de su experiencia, que sintió en los años 60 que la Virgen María le pedía «hacer pequeñas comunidades cristianas como la Sagrada Familia de Nazaret«.

De esta forma, inició en 1964 la Evangelización entre las chabolas y barracas de las afueras de Madrid, donde conoció a Carmen Hernández, también iniciadora del movimiento.

Con el tiempo, apoyados por el Arzobispo de Madrid Monseñor Casimiro Morcillo, fueron evangelizando en numerosas parroquias de la capital de España y de Zamora. La experiencia fue muy positiva, ya que en apenas unos años el carisma se extendió por varios países.

Hoy en día, sabemos que hay famosos en el Camino Neocatecumenal.

Y aunque no sea eso lo que más importe, es claramente un síntoma de su popularidad y eficacia como itinerario de formación.

Conclusión: como explicar en qué consiste el Camino en pocas palabras.

En definitiva, si queremos explicar lo que es el Camino Neocatecumenal surgió como respuesta a una crisis de fe que tenía lugar, en general, por una pérdida del verdadero sentido del sacramento del Bautismo.

Al ser bautizados siendo bebés, los católicos contemporáneos carecen de una formación profunda y seria de lo que supone ser cristiano, perdiéndose así el itinerario catecumenal que se llevaba a cabo en las primeras comunidades cristianas.

Se suscitaron en sus inicios, como ocurre con todo movimiento nuevo que surge en la Iglesia, ciertas dudas por su rápida expansión por todo el mundo.

La aprobación de los estatutos del Camino Neocatecumenal por parte de Juan Pablo II, ad experimentum, y de forma definitiva por Benedicto XVI, afianzaron este itinerario.

Y así es como ha llegado a ser lo que es el Camino Neocatecumenal hoy en día: un itinerario de formación post bautismal, siempre al servicio de la Iglesia Católica.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *