¿Cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano?

La importancia del perdón para un cristiano es tal, que Jesús nunca dejó de insistir en este tema. Precisamente la Iglesia nos recuerda hoy, en el Evangelio del día, una de las piedras angulares donde se sustenta la fe cristiana: la reconciliación con el prójimo.

Acercándose Pedro a Jesús le preguntó:
«Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?».

¿Cuántas veces tenemos que perdonar? Jesús responde con claridad

La duda es tan actual como la vida misma. Siempre pensamos que cuando una persona nos falla es mejor olvidarla para siempre. ¿Es eso cierto en todos los casos? Si bien está claro que hay personas que nos resultan tóxicas y es mejor no acercarse a ellas, no es menos importante tener claro que en nuestro corazón no debemos guardarles rencor ni odio, por mucha maldad que nos hayan causado.

El cristiano no puede vivir con rencor, y eso mismo nos recuerda la Iglesia hoy con el Evangelio. Las palabras de Jesús ante la pregunta de Pedro, que quería saber cuántas ofensas debía perdonar, fueron claras: “hasta setenta veces siete“.

Jesús le contesta:
«No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete».

Cuantas veces hay que perdonar al hermano

Y para los más legalistas, para quienes están echando mano de la calculadora para lograr encontrar la fórmula del perdón, contando cuántas veces son, ya les anticipamos que no se trata de una ecuación. El sentido de la respuesta de Jesús es que siempre hay que perdonar. No se puede tener rencor en el corazón, porque además seremos nosotros, los que guardemos ese mal sentimiento, los que sufriremos por ello.

La felicidad, por tanto, parte del perdón. Quien no pueda experimentarlo se dará, tarde o temprano, cuenta de que necesita perdonar para ser feliz. El rencor, que viene del demonio, es un arma de autodestrucción, que sólo Jesús puede sanar y que, por tanto, será a Él a quien debamos pedírselo en la oración.

El Evangelio completo de hoy es el siguiente (Mt 18, 21-35):

En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó:
«Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?».
Jesús le contesta:
«No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Por esto, se parece el reino de los cielos a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El criado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo:
“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”.
Se compadeció el señor de aquel criado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba diciendo:
“Págame lo que me debes”.
El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba diciendo:
“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré”.
Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía.
Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo:
“¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo rogaste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?”.
Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.
Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si cada cual no perdona de corazón a su hermano».

Resumiendo...
Fecha del post
Tema principal
Cuantas veces hay que perdonar al hermano
Calificación
51star1star1star1star1star

Comments

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *